Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Ultimos dias en Beijing

sábado, 7 de julio de 2007

Ultimos dias en Beijing

La noche anterior habia visto el Shaolin Wrestling, que es como un combate marcial entre los diferentes estilos de Kung Fu. La idea es similar al sumo japones, empujar al oponente fuera del ring, valiendose de agarres, patadas, punetazos... Luego los jueces, dependiendo del estilo, caracter, pureza del arte y fortaleza de los combatientes, deciden cual fue el mejor de los dos, y ese avanza de ronda. Y asi van pasando las calificatorias, hasta llegar a la gran final, el gran premio. Interesante, mucha elasticidad, fortaleza y son bien bonitos y vistosos los artes marciales de China, diferentes en gran sentido de la sencillez y simplicidad aparente de las disciplinas marciales Japonesas.

Amanecio y la idea era ir a conocer el Palacio de Verano, tempranito. Pero me entro una pereza absurda y abominable. Tanto tiempo de caminata te va desgastanto un poquito, y el calor pegajoso y la contaminacion de Beijing no hace mucho para animarte a salir. En ultimas, me tome una vacaciones de las vacaciones, y decidi quedarme organizando mis cosas, actualizando los papeles, tomandolo tranquilo.
En el lounge del hostal hay un rinconcito con una pequena biblioteca, que tiene los libros ya leidos, aquellos que van dejando los viajeros que no quieren llevar mas peso. Y uno puede o leer, o cambiar los libros que uno tiene por esos. Habia de todos los idiomas, ingles, espanol, chino, japones, koreano, sueco, danes, aleman... en fin, de todo (hasta esos idiomas que no tenia ni idea de que se trataban!). Habia un par de libros interesantes que me empaque, y empece a leer sin mucha prisa, porque igual en la noche tenia que tomar el tren y ya habia hecho checkout. Un tinto (cafe) y un par de cervezas me acompanaron toda esa tarde, en la que devore unos cuentos de Dumas, y una novela del frances Michel Houellebecq, llamada Les Particules Elementaires. La ultima novela la empece a leer muy despacito, sin muchas expectativas. Pero la novela se fue desdoblando, dejando ver la humanidad y caracter de sus interesantes (y altamente deprimentes) personajes. El cuento de un par de hermanos medios, las relaciones con sus familiares, con ellos mismos, con sus mascaras, con sus fantasmas, con sus amantes, con sus vidas. En fin, el librito este me amarro, y muy a mi pesar me toco terminarlo rapidito, atragantandome de paginas, porque se me estaba haciendo tarde para tomar el tren.

Y bueno, debe ser que efectivamente estoy perdiendo el ritmo, porque dos cervezas en la tarde hicieron para que sintiera ese ligero buzz en el cuerpo. Y asi y todo, liviano, contento, sali a la estacion del tren (a una cuadra), sin esperar lo que me esperaba la noche...

1 comentario:

Luza dijo...

Vacaciones de las vacaciones!!!