Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Entre Camembert y Tormentas de Verano

lunes, 23 de julio de 2007

Entre Camembert y Tormentas de Verano

Luego de tanto desmadre del dia anterior, fue una manana lenta, tranquila, sin mucha presion en nosotros ni nadie mas. Igual, lo tenia todo, agua sobre la mesa de noche, manzanas y pan para comer, y una cama limpia en una habitacion refrescada por el aire acondicionado central.

Compramos los tiquetes (escasos) para ir a Shanghai o sea que ya no teniamos mayor preocupacion. Habiamos recorrido a nuestro paso a Hangzhou, habiamos celebrado las fiestas nacionales al ritmo de reggae y merengue. Era una estadia bastante bien. Le dimos una vuelta a la ciudad, encontramos el famoso carrefour, al cual no nos dejaron entrar por cierto (Red no tenia camisa puesta).

Con Phil y Rose (unos de los viajeros de la noche anterior), nos encontramos y nos fuimos de hiking a una de las montanas cercanas a Hangzhou. La idea era ir primero al Jardin Botanico (norte del West Lake) y buscar nuestro camino hacia la montana. Luego de perdernos unas buenas horas en una caminada entre edificios tradicionales chinos, y vegetacion y arboles, lagos y arroyos suaves, nos devolvimos a la civilizacion y fuimos a un lugar tipico Taiwanes (Rose era de ascendencia Taiwanesa). Probamos varios tipos de te, y luego de postre, una especie de raspado o nieve super delicado, cubierto con algo asi como leche condensada, salsas dulces, y .... frijoles! Si, de esos frijoles con los que uno se come con arepa o con tortillas, pero mas chiquiticos y endulzados.

- El senor que quiere de postre?
- Frijoles, por favor!
- Solos, o en granizado
- En granizado y con leche condensado, por favor...

Muy seguramente, esto en Medellin o latinoamerica seria una locura, pero bueno, lo confieso, los probe y me supieron hasta bueno. Luego de terminar, fuimos al Carrefour (ahora si vestidos decentemente) para hacer algunas compras, sandalias, toallas, agua, quesos, baguettes franceses, jamon, prosciutto, salami, cervezas, patisseries, cafe de verdad... Todo un completo set de comida exotica que traian aromas de otras tierras lejanas, misteriosas y distantes... Como Francia o Colombia!

Y con todo eso, volvimos al hostal, con tan mala (?) suerte que cayo uno de los peores aguaceros de nuestra estadia! Terminamos completa y profundamente emparamados, como si nos hubieramos metido al lago del oeste a darnos una buceada. Y al principio tratamos de cubrirnos, pero luego de 5 minutos de estar completamente emparamados, pues no importaba. Solo eramos dos occidentales curiosos y tontos que no llevaban paraguas en una lluvia torrencial de los mil demonios. Las caras de los chinos nos confirmaban eso, y claro, supongo que si viera a dos turistas caminando y riendo en una tormenta terrible en Bogota, lo minimo que pensaria es que estan totalmente locos.

Luego de secarnos y lavar la ropa, preparamos la cena, que mas parecia un desayuno... Y por cierto, uno de los chicos saco su precioso tesoro, un paquete de Corn Flakes que habia logrado coronar de algun almacen de cosas occidentales.

Hoy, comimos como Dioses, preparandonos para salir de noche al Lago del Este, para conocer a esa dama engalanada y ver como se veia con su vestido de noche.

No hay comentarios: