Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Desembarcando en Tanggu

lunes, 2 de julio de 2007

Desembarcando en Tanggu


El barco finalmente fondeo en Tanggu, que es uno de los principales puertos de China. Por su cercania con Beijing (queda a unos 150kms), su infraestructura es bastante grande. Luego de pasar sin problemas por inmigracion, nos encontramos con las Japonesillas y ahora si a enfrentar la situacion. Un lugar extranjero, sin hablar ni papa de Mandarin, sin entender nada, y luego de haber estado super mal acostumbrado por un Japon donde todo es tan milimetricamente organizado.


El panorama era mas o menos el siguiente, un monton de gente gritando, carros parqueados en cualquier parte, gente jalandolo a uno, voceadores en todos los rincones... Afortunademente, un Chino con el que habia jugado ping-pong habia salido y nos senalo que bus habia que tomar. Nos montamos como pudimos, habia gente sobre las maletas, y maletas sobre la gente... Me senti de nuevo en el tercermundismo, con sus combis y busetas hasta las t... hasta los techos de gente arrumada. Pero lo bueno es que en ultimas las cosas tomaron su rumbo, y el bus este salio y nos dejo dos horas despues sobre la estacion de Tianjin, donde la idea era tomar un tren directo a Pekin.


Si creia que en la estacion saldria mejor librado... estaba totalmente equivocado. Por fuera, la estacion era diametralmente inversa a lo que solia ser el concepto que tenia de las estaciones de trenes antes. Concepto que me traia ideas de orden, senalizacion, una mediana pulcritud, eficiencia. Pues bien, aca era una multitud tirada en cualquier parte, escupiendo, gritando, maldiciendo, y una fila de proporciones epicas para comprar el tiquete. Lo gracioso (no puedo decir otra cosa) es que solo atendia una senora grunona y con un aspecto muy varonil. Y ahi estabamos, un Colombiano y seis Japoneses (que estaban en claro estado de Shock), ninguno sabia hablar Mandarin, y a la busqueda de un tiquete...!!! En ultimas lo logramos, gracias a que uno de ellos tenia un letrero que decia "Deme un tiquete para Pekin, porfis, no sea mala" en Mandarin. El tiquete nos lo entregaron, pero el tren salia casi tres horas despues, porque todos los demas estaban totalmente llenos. Y bueno, a esperar ahi afuera a que nos llamaran. Tirados en el pavimento, como yo no se cuantos cientos de Chinos que andaban en las mismas.


Llego la hora de entrar, y adentro de la estacion la cosa cambio. Ahora si parecia una estacion de verdad verdad, con tableros de informacion! Un lujo. Nuevamente la maratonica fila, empujones, estrujones, y ya estabamos dentro del tren, sentados comodamente. "OK, ahora si esto si es vida" pense en voz alta. No pasaron cinco segundos al sentir a un chino que me movia y me mostraba en la cara su tiquete. Como estaba todo en Chino, no tenia ni la mas remota idea. Pero luego que me mostro su silla escrita en el tiquete, me di cuenta que me estaba sentando en la suya! Yo juraba que no eran numeradas, porque en mi tiquete no habia por ninguna parte silla y letra. Al preguntarle a una chica que trabajaba ahi, muy amablemente nos explico que nuestra silla era "standing seat", porque el tren iba lleno. OK, una silla de pie. Interesante...


En el camino, por coincidencia viajaba un Chino con un Australiano que iban de paseo, y el Chino le encantaba el Espanol, y lo hablaba demasiado bien. Nos quedamos chismosiando todo el camino (viajaba en silla de pie tambien) y me dijo que lugares interesantes habia para ir en Beijing, que hacer, que no hacer, etc etc. Que si queria estudiar, que en tal parte, que en tal otra era todo mas barato, en fin. Un bacan.


Una hora mas tarde nos despedimos, cambiamos informacion, y era yo escupido a la estacion de trenes principal de Beijing, donde una avalancha humana me llevaba arrastrado hacia la calle, esa calle que tenia que entender y conquistar esa noche, para llegar a mi hostal de paso.
Pero en ultimas, lo logre, una ducha y a dormir como un bebecito.

1 comentario:

Frau Eva dijo...

"Standing Seat" jaja no se puede negar que es una forma elegante de decirle a alguien que ira de pie jaja que ocurrencia...