Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Xi'an, de primerazo

jueves, 19 de julio de 2007

Xi'an, de primerazo

Salir de Pingyao nos dio bastante duro, sobretodo porque hicimos muy buenos amigos en el hotel, pasamos un tiempo espectacular. Justo el ultimo dia nos quedamos bailando samba hasta tarde, en la calle, junto a decenas de ninos y curiosos que querian aprender como se hacia la samba y el limbo. Y bueno, el profe encantado les enseno todo su amplio conocimiento de baile suramericano para que pudiesen bailar como profesionales. Y el profe resulte siendo yo...

Luego de las despedidas, llegamos a la estacion de tren sin problema. De Pingyao a Xi'an, tomamos un tren nocturno que haria el viaje en algo asi como doce horas. Logramos conseguir lugar (de milagrazo) en cama dura (hard sleeper), de manera que en teoria se podria dormir con relativa comodidad en el viaje. Y efectivamente asi fue. Los coches de cama dura, son basicamente vagones abiertos (sin compartimentos privados) en los cuales hay literas o camarotes de tres pisos. No hay puertas, asi que cualquier persona puede moverse en cualquier direccion. Aunque en China en teoria la tasa de crimen es practicamente nula, mi sentido comun Colombiano siempre me obliga a encadenar la tula a algun sitio firme y fijo (lo que provoca miradas medio raras de tanto Chinos como turistas).

El viaje estuvo bastante bien, nos pasamos buena parte de la noche hablando con unos franceses y una chica que es chino-francesa, que estaban mochileando al estilo 5 estrellas. De hecho es lo unico que hay para hacer en esos viajes largos: hablar, hablar y hablar, recontar la vida, o inventarse una nueva. Una y otra vez. Hasta que te entre el sueno y te eches a dormir.

Utimamente no necesito mucho para estar feliz y satisfecho. Pero una de las cosas que mas me lleno de alegria es que al llegar a Xi'an muertos del sueno y con laganas en los ojos, incredulamente lei mi nombre en un cartel de letras grandes, sujetas por un tipo que buscaba desesperadamente entre la multitud que llegaba de los trenes. Resulta que del hotel de Pingyao, nos hicieron una reserva para el hostal de Xi'an, porque el manager de Pingyao trabajo durante mucho tiempo en el hostal de Xi'an. Y movio sus influencias para que nos trataran como en casa en Xi'an.

El hostal era una casa antigua, dentro de la ciudad vieja de Xi'an, cerca de la puerta del sur. Lleno de mochileros, la habitacion era pequena y oscura, apenas aireada por un ventilador solitario y vetusto, en un sotano humedo y caliente. Nada comparado al hotel donde nos habiamos quedado, por el mismo precio, pero al menos teniamos una habitacion y no estabamos corriendo de lugar en lugar, buscando donde dormir.

Xi'an, es una ciudad conocida mundialmente por los famosos Guerreros de Terracota, aquellas figuras de barro cocido, con posiciones y gestos tan increiblemente humanos. Pero tambien, es hogar de bastantes sitios historicos importantes, como la muralla mejor preservada, las pagodas y templos ancestrales, y el famoso barrio musulman, que contiene la gran mezquita de Xi'an, una de las mas antiguas y la mas grande de toda China.

La ciudad de Xi'an, es historicamente una de las ciudades mas importantes (por no decir que la mas). Fue la capital de toda China por muchos siglos, y varias dinastias. Al ser el punto terminal de la famosa Ruta de la Seda, que unia a Roma con China, tuvo muchisima importancia geopolitica y cultural, y la ciudad moderna con sus casi diez millones de habitantes, aun refleja un poco de eso. Curiosamente es ciudad hermana de Cusco (en Peru) y Kyoto (Japon), ciudades que me encantaron y espero que esta tambien me guste al menos tanto como aquellas.

La idea es entonces primero dar una vuelta por la ciudad, recorrer los lugares mas importantes, y que todo esto sirva como prefacio al plato fuerte de Xi'an, los guerreros de terracota que veremos al otro dia.

No hay comentarios: