Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Datong, entre minas de carbon y Templos Colgantes

domingo, 8 de julio de 2007

Datong, entre minas de carbon y Templos Colgantes

Tuve suerte, y consegui rapido una habitacion, me pude lavar la cara con agua fresca, me cambie la camiseta, y nuevamente afuera. Me fui con un grupo de gente a ver dos sitios bastante famosos en los alrededores de Datong: El Monasterio Colgante, y las Cuevas de Yungang (o de los mil Budas).


Nos montamos en un bus que nos llevaria al primer destino, el Monasterio Colgante, que queda a unos 150kms de Datong. El viaje en el camino fue interesante, alcanzas a ver una pequena polaroid de lo que es la vida rural en la provincia. Casas hechas de barro y rocas, pastores con sus chivos y ovejas, ninos que saludan al bus lleno de Laowai (o gente extranjera, en un tono algo peyorativo). Aunque Datong sea una de los principales productores de carbon en el pais, y este algo contaminada, le lleva anos luz a Beijing, es mucho mas limpia, mas fresca, mas amable.

Pasamos en el bus nuevamente por la famosa muralla china, solo que en esta region de Shaanxi, la muralla en otrora tan majestuosa, ahora solo esta hecha de polvo, tierra y suenos ya olvidados. Solo unos cuantos monticulos de polvo demostraban lo que fue una de las mas inexpugnables fortalezas militares, hace muchos siglos.

Cuatro horas despues, llegamos al famoso Monasterio Colgante. Hecho sobre un rio (ahora represa) hace cientos de anos, fue construido por los monjes para evitar las inundaciones al templo, y tambien, rezar para que estas no ocurrieran. Recorriendo sus pasillos estrechos, altos, llenos de vertigo, uno se imagina los monjes de esa epoca, levantandose diariamente a ver el sol nacer y crecer, sobre la montana. Y ver las nubes, el vuelo elegante de las golondrinas, el rio cientos de metros abajo. Increible!

Luego, enfilamos baterias rumbo a las Cavernas de Yungang, 20 kilometros a las afueras de Datong. En ella, en mas de 50 cavernas, se pueden apreciar estatuas de estilo budista de todos los tamanos y estilos... algunas muy elegantes e imponentes, otras muy vistosas y llamativas. Todo un festin artistico para los ojos... Muchisima devocion, muchisima paciencia, fue requerida para hacer de esta montana, semejante espectaculo, declarado ahora patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
De vuelta en el hostal, fui a cenar un super banquete, con un Frances que afortunadamente sabia hablar mandarin... Un buen cambio, ya que estaba acostumbrado siempre a pedir cualquier cosa impresa en el menu, porque algunas veces las sorpresas no son tan agradables.... Pero si, estuvo deliciosa la cena. De las mejores. Dim Sum chino chino....

3 comentarios:

Anónimo dijo...

despues de una agotadora jornada siempe hay un buen premio...los sitios visitados y la buena cena que te diste.tata

valenrob dijo...

eeem me gustaria saber q relacion tiene la foto q pusiste :S ??

G. dijo...

la foto.... un peque~no desliz del servidor donde la habia sacado... pero ya todo bajo control! :D