Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Ohaio gozaimás Tokyo

sábado, 9 de junio de 2007

Ohaio gozaimás Tokyo

Era algo más tarde que mediodía y salía temblando, asustado y emocionado de la agencia de viajes en Pasadena (la agencia era STA, de estudiantes por cierto, porque soy estudiante). En mi mano derecha (no lo podía creer) estaba ya mi tiquete Los Angeles - Tokyo, para dentro de una semana exacta. La chica que me lo vendió se rió tal vez por la cara que puse cuando me lo entregó. O tal vez era el temblor en las manos. O tal vez porque salté cuando iba saliendo de la tienda...


Pero bueno, ya lo tenía en mis manos y ahí lo decía muy clarito.

13 JUN 07 - WEDNESDAY UNITED AIRLINES FLT 891 / LAX T.7
1234P


1..2..3..4.. 12:34 pm. A las 12:34 estaría saliendo en una semana hacia Tokyo. Miro mi reloj, y si, efectivamente en la pantalla del Casio decía 12:34.

En fin, lo importante era que ya tenía fecha fija para la partida. Después de tanto, tanto tiempo de indecisión, ya por lo menos va en firme el tiquete. No tenía mucha cabeza para pensar en nada más que no fuera el viaje, ya en una semana.

También compré el pase de 7 días de JR (Japan Railways). Lo bueno es que al igual que el Eurail Pass, te permite 7 días de viajes continuos por todo Japón. Al principio me pareció un poco caro, comparándolo con otros tiquetes, pero luego viendo el costo de los viajes individuales en Japón, vi que con solo dos viajes el tiquete se paga a si mismo.

Lo curioso con ésto, es que llamé a una agencia de viajes Japonesa que estaba en Little Tokyo (un distrito o barrio de acá de Los Angeles). Le dije a la chica japonesa que me gustaría saber los precios, los pases, y luego de ella explicarme, decidí que el de 7 días era el más adecuado. El tema es que me dijo que perfecto, me pidió mis datos para la base de datos de la agencia. Luego, cuando fuí personalmente a preguntar todo el tema, al presentarse ellos me preguntan mi nombre. La chica que me atendió se puso de pié un momento, y al minuto volvió ya con el pase JR a mi nombre!!! Que productividad la de los japoneses... Yo ni siquiera le dije que quería reservas ni nada, pero ellos de una vez hicieron el pase y lo tenían listo en caso que yo fuera. Eficiencia, eficiencia...

Luego, por Internet, hice la reserva del boleto de bote que me llevará de Kobe (Japón) a Tianjin (China). Son algo así como dos días de viaje atravesando el estrecho de Corea y luego por el mar de China Oriental. Es algo que hay que tener presente, porque en éste momento justo empieza la temporada alta de viajes en China y Japón. Vamos a ver que pasa con eso, e igual, estaré atento en Japón a tiquetes entre Tokyo y Beijing, por si hay alguna promoción o algo asi.

Y bueno, terminando las últimas compras acá en Los Angeles... El solo hecho de tener tiendas especializadas de viajes y cosas que solo se compran acá, hace que tu instinto consumista que creías que estaba ya casi extinto, despierte, se estire y te agarre por la espalda. En REI (una tienda super especializada en viajes) compré la última tecnología en medias para caminatas, boxers, repelente, etc. Siempre había pensado que unas medias eran unas medias, y unos boxers eran unos boxers. Cumplían su trabajo, y listo. Pero no sabía que hay unos genios encerrados en unos laboratorios dibujando e imaginando la mejor tela y el mejor diseño para ellos. No es tan interesante como los ingenieros que diseñan la carrocería del último Lamborghini, pero bueno... hacen un buen trabajo en las prendas de vestir. Aunque por el precio, podrían ser las Maserati de la ropa interior!!!

Otra cosa que tenía que hacer era comprar una cámara digital decente, porque la que tenía anteriormente empezó a sacar fotos fuera de foco, movidas, oscuras,... (como el comercial de Kodak). En últimas me compré la Canon A550 , que con sus 7mpx es la mejor cámara del sector mid/entry level de las cámaras digitales. Además, estaba con un SUPER descuento que la hacía bastante atractiva.

También pedí por Amazon las guías de Lonely Planet de Asia que necesito... Las estuve mirando en las bibliotecas y librerías, y definitivamente son super necesarias, particularmente teniendo en cuenta que no tengo más guía que mi sentido común y la suerte. Yo se que es bastante peso adicional, pero como mi mani me hizo caer en cuenta, las guías son de las cosas que verdaderamente valen su peso en oro (por su utilidad).

Y ahora, mirando que el tamaño del morral crece y crece, y que el peso sube y sube... Creo que no quiero volver a salir ni a una sola tienda más, porque éste bicho del consumismo está sobre mí y muy seguramente agarraría las cosas que serían "bueno tenerlas" y que en realidad no necesito... Ay ay ay...

No hay comentarios: