Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Entre templos de oro, armas semiautomaticas y el jet-set japones

jueves, 28 de junio de 2007

Entre templos de oro, armas semiautomaticas y el jet-set japones

Queria rentar una bicicleta, pero mire mis finanzas y... Necesitaba desesperadamente cambiar unos cuantos dolares, por yenes. Sali a buscar un banco por una calle larga, por la que me dijeron, estaba llena. Bueno, camine... y camine... y camine. Llegue a un famoso banco y me dijeron que pailas, que ahi no cambiaban, pero que siguiera adelante y encontraba uno que si aceptaba mis dolares gaijin. Hasta me hizo mapa y todo, casi me lleva de la mano, tan querida. Logre hacer esa vuelta (te piden registrar todos y cada uno de los dolares en un formulario), y me deshice de los billetes de un dolar que me gane como "bailarin exotico" en Los Angeles (ja!).

Ya no tenia sentido devolverme a alquilar la bici, entonces mas bien tome un tren que me dejo en la estacion de Saga Arashiyama, en la region de Arashiyama. Esta area solia ser una de las tantas areas de descanso de la realeza en Kyoto. Bordeada de rios y montanas, verdaderamente era bien bonita , contrastando con la jungla urbana Kyotense. El primer paso era el templo de Tenryuji, que dice la leyenda que fue construido porque el emperador sono que un dragon se levantaba de un rio. De ahi el nombre de Tenryu, o Dragon Celestial. El consejero le dijo que eso era que se sentia mal consigo mismo, y que lo mejor para eso era hacer un templo para calmar a sus dioses internos. Y voila, templo construido! Tiene un jardin muy bonito, y como en todos los jardines, dicen que se pone espectacular en la epoca de Sakura, que es cuando brotan las flores del cerezo.

Detras de ese templo, hay un bosque de bambu que te hace olvidar donde estas. Aunque periodicamente pasa un tren para recordartelo bastante poco sutilmente. En Arashiyama se siente un poco el estar en el corazon rural de la region. Mucha naturaleza, mucha gente sencilla, muchos estanques y cultivos de arroz. Sobretodo si caminas por rutas alejadas y secundarias. Luego en el camino aparecio Jojakkoji, un templo grande con sus subtemplos bonitos. Pero mas adelante, sale Gioji a saludarte! Bueno no precisamente, porque toco buscarlo por una hora... pero valio la pena. Gioji es un templo pequenito, todo lleno de verde, arboles y alfombrado por una capa gruesa y hermosa de musgo. Era tan verde que hasta dolian los ojos. Pocas personas (de hecho era el unico), era un refrescante contraste a las multitudes. Curiosamente, tambien habian varios gatos perezosos guardando el templo. Siguiendo por ahi, aparece el templo Takiguchidera, que cuenta la historia de amor rota entre un noble y una campesina. Como la familia del noble le prohibio casarse con ella, se hizo monje, y vivio en Takiguchidera. Una noche, la nina campesina fue a cantarle bajo su templo, pero como el no quiso dejar sus habitos de monje, la nina escribio unos versos tristes con su sangre en una roca, y se tiro al rio para jamas volver.

Mas andar, mas pasos, y me encontre casi por casualidad a Seiryoji, un templo grande, majestuoso, viejo. En uno de sus subtemplos estaban los monjes cantando, rompiendo el silencio, y de lejos se escuchaba bastante solemne.

Luego de mas de medio dia recorriendo la region de Arashiyama, tome un tranvia hasta la estacion de Omuro, que era hogar de mas templos interesantes y famosos. El primero, era Ninnaji, un complejo de templos y jardines amplios y bien bonitos. Luego, pase a Ryoanji, un templo con un jardin bien particular. Resulta que antes (y de hecho hoy en dia tambien), solian hacer los jardines con mucho verde, muchas flores, muchos colores. Este jardin de Ryoanji, para muchos es la quintaesencia del zen, porque es formado solamente por 13 rocas (creo) y mucha arena. Algunos dicen que ese jardin replica los picos de las montanas rasgando un cielo nublado. Otros dicen que son islas, o continentes en un oceano grande y claro. Otros dicen que es un felino atravesando un rio con su cria. Otros dicen que ese jardin es la puerta a la iluminacion sublime...

Tal vez no estoy preparado, porque no me ilumine, y no pude ver los felinos por ninguna parte. Pero si es un jardin zen espectacular, y de una manera extrana, tiende a calmarte los pensamientos, muy al estilo Samatha...

Despues de tanta tranquilidad, segui caminando hacia Kinkakuji. Este sitio, es hogar de un precioso templo de madera lacada (laquerada?) pero cubierto totalmente en oro. Queda al lado de un lago, que refleja de una manera muy, muy bonita todo el cuadro. Lo impresionante, es que ha sido destruido un par de veces, y siempre lo reconstruyen, sin importar el precio! Realmente una vista preciosa, sobretodo porque justo en ese momento estaba llegando el atardecer, y los rayos calidos y naranja del sol le hacian dar un efecto particularmente pictografico.

Mucho habia caminado ese dia, ya estaba medio cansado. Lo bueno, es que en cada esquina hay maquinas dispensadoras de cualquier cosa, y como pasatiempo me habia dedicado a "catar" las diferentes bebidas y comidas raras que habian en exhibicion. Helado de te, gaseosa "cremosa" de melon, gaseosa de durazno,... en fin, la imaginacion es el limite!

Y ahi iba yo, con una gaseosa anonima, en una calle anonima, buscando el camino para llegar al hostal y vi un sitiecito de comidas rapidas anonimo. De hecho era Tako Yaki. Y me sente, y probe estas bolitas ricas de calamar. Y mientras estaba yo ahi tranquilo, unico comensal del momento, de un momento a otro empieza un griterio y luces por todas partes. Va llegando una pequena multitud, presentadora, camarografo, libretista, luminotecnico, y otro guey que lleva como un televisor para que la gente vea lo que esta filmando. Y abalearon de preguntas al senor que estaba haciendo los Tako Yakis. Lo ultimo que me faltaba... claro, y al ver a ese gaijin (o extranjero) con camiseta vistosa de Brasil, me agarraron a preguntas... Wa-ka-ri-ma-zen! (no les entiendo un cu... carajo!) les trataba de decir en mi japones de Sabaneta. Y bueno, en ingles, que que hacia ahi, que si me gustaba el tako-yaki, que de donde era, que por que camiseta de brasil... Y yo en mis fachas luego de todo un dia de caminata bajo el sol y agua! Luego que se fueron y paso el vendaval, le trate de preguntar al "chef" que habia pasado, y medio me dijo muerto de la risa que era para un segmento de comidas de las noticias. El buen Goyo en la farandula Kyotense? juaaaaa

Y bueno, luego de despedirme del sitiecito entre risas, de nuevo a seguir caminando en la noche hacia la casa, viendo tiendas interesantes que vendian desde vajillas comestibles, hasta armas de asalto totalmente automaticas...

Reserve la bicicleta, comi algo, y a dormir.

2 comentarios:

valenrob dijo...

jajajaja excelente, quien lo iba a creer? grego en tv al oootro lado del mundo :D jiji muy charrito...por aca recordandote mucho..picos!!

Frau Eva dijo...

La palabra es "laqueada" creo... ah y esos minutos de fama! sin subtitulos!! ... sigo leyendo :)