lunes, 31 de marzo de 2008

Tiger Leaping Gorge

Luego de unos dias en Shangri-La, aprovechando el calor y las altas temperaturas de 10 grados, los restaurantes que tienen carne de res, pizza y otros sabores casi olvidados, y una ciudad antigua reconstruida y llena de copias de casas tibetanas, llego la hora de abandonar Shangri-La e ingresar mas y mas de vuelta en la civilizacion. El trek obligado que aconsejaban las guias de viajes, junto con todo el mundo y su gato, era sobre el famoso Tiger Leaping Gorge (虎跳峡), o garganta del salto del tigre (si suena chistoso es porque se me pierde la traduccion correcta en este momento).

El Tiger Leaping Gorge es una de las gargantas mas profundas y majestuosas del mundo, puesto que el rio Yangtze queda atrapado a lo largo de 16 kilometros en un estrecho formado por las montanas Haba y Yulong, ambas de mas de 5,000 metros de altura. Debe su nombre a que algunas leyendas citan que hubo un tigre que salto de un lado a otro, cuando era acorralado por un cazador. Pero bueno, igual los Chinos tienen una manera particular y poetica de nombrar a sus sitios famosos...

Leyenda o realidad, el hecho es que el lugar es imponente y es visita casi obligada si uno esta en el Suroeste de China. El trek en si es una caminata de dos dias, incluyendo una noche en la que se duerme en la montana. Se puede demorar mas dias, si se quiere, pero para mi un par de dias bien recorridos estaban bien.

Estaba viajando con dos amigos que conoci en Shangri La, y el minibus nos dejo en la calle principal (y unica) de Qiaotou, la aldea en la que esta ubicado un extremo de la garganta. Con mochilas en los hombros, fuimos a buscar el Jane's Guesthouse para comer algo y dejar nuestras pesadas mochilas y llevar al trek algo mas liviano. Arrancamos, y siguiendo las indicaciones e instrucciones de los mapas a mano y del (la?) propietario (a?) del Jane's Guesthouse fuimos ascendiendo entre senderos estrechos pero bien marcados, siempre a la vista de las imponentes montanas de nieve que de lado y lado nos observaban.

El camino es pausado, poco dificil. Entre arboles, terrazas de cultivos de arroz, y agricultures de etnia Bai y Naxi, las horas fueron pasando lentamente, hasta llegar a las temidas 24 vueltas (del infierno!), un camino empinadisimo que escalaba la mayor parte de la ladera de la montana... Luego de ahi, el camino seguia facil y tranquilo hasta llegar al Tea Horse Guesthouse a eso de las 8.00pm, cuando la noche ya caia. Ahi, unas camas limpias y frias como la nieve nos aguardaban para recuperar energias y al otro dia eventualmente emprender el camino.

Cuando el sol salio por detras de las montanas sagradas y cubiertas de nieve, arrancamos nuevamente, viendo el rio miles de metros abajo, alimentado por enormes cascadas que esporadicamente hacian su aparicion en el camino, mientras que el frio viento soplaba fuertisimamente... Finalmente llegamos a Tina's Guesthouse, que marcaba el final del camino alto del trek. Luego de un mediocre almuerzo y recargar las botellas de agua, emprendimos el descenso de 3 horas hacia el rio YangTse y sus rapidos... Fue una bajada interesante, a veces resbalosa pero bastante senalizada y con un camino bastante labrado. En los rapidos, es asombroso que el magnifico rio Yang Tse, que atraviesa a China y proporciona comida, alimentacion y transporte a decenas de millones de personas, pase por un lugar tan estrecho como ese...

Eventualmente luego de estar acostados escuchando el rugido del agua y viendo las enormes montanas miles de metros mas arriba, emprendimos camino de vuelta, tomamos una minivan hacia Qiaotou, donde pasamos la noche en Jane's y al otro dia, de vuelta en otra minivan, destino final Lijiang, una de las ciudades mas bien preservadas (o reconstruidas) de China...

1 comentario:

Anónimo dijo...

tantas vivencias y aventuras ameritan no un archivo personal sino la publicacion de una verdadera guia de viaje para quienes deseen conocer no turistear. tata