Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: El ejército rojo llega también a Shangri-La

viernes, 21 de marzo de 2008

El ejército rojo llega también a Shangri-La

Y las cosas no mejoran. Se suponía que Shangri-La, la puerta de entrada a la región de Tibet estaba a salvo, por su megaestructura hotelera y gran afluencia de turistas. Pero no. Justo hoy, cuando estaba almorzando en un café italiano, empezaron a llegar y llegar camiones militares llenos de fusiles y soldados profesionales del ejército rojo. Y claro, al rato llegó un agente de viajes con la cara descompuesta, porque varios de sus grupos de turistas extranjeros que iban a llegar en los próximos días tuvieron que ser cancelados, porque justo hoy las autoridades locales prohibieron el paso de extranjeros a la mítica Shangri-La. Y justo en la esquina, los soldados con caras de pocos amigos y uniforme de antimotín, empezaron a hacer sus prácticas militares, gritando y golpeando sus escudos y cascos con los bastones de mando...

Todavía no se si van a expulsar a los extranjeros que están quedándose (por cierto, hay bastantes), pero supongo que eventualmente lo harán. Lo más triste es que varios de los sitios a los que tenía pensado ir, también han sido cerrados. Ya el gobierno chino expulsó a la mayoría de extranjeros en Lhasa y en la región autónoma de Tibet, también cerraron las expediciones al Everest y al Himalaya.

Si las cosas siguen así, no me queda más remedio que abortar la travesía y viajar rápidamente al sur, Lijiang, Dali, Kunming y eventualmente saltar a Vietnam... Nunca pensé que esas noticias secundarias que aparecían perdidas en las páginas internacionales del periódico nacional me llegaran a afectar directamente! Ah, cosas de la política mundial...

2 comentarios:

Lina Maria dijo...

Es increible como caiste en ese lugar en este preciso momento de la historia. Espero que el tratamiento que le está dando el ejercito chino a los monjes tibetanos y las muertes ocasionadas logren atraer la atención de la comunidad internacional a este viejo problema de la opresión totalitaria.

G. dijo...

La atención la tienen, al punto que hay posibilidad que algunos países boicoteen la ceremonia de inauguración... pero ya veremos!!!! Gracias por pasarte por acá Lina!