domingo, 25 de mayo de 2008

Luxi

No sabia que esperar de Luxi, pero no me esperaba lo mejor. Gris, prefabricada, aburrida, sintetica. Asi me saludo. Y ademas, cara, porque no habia al parecer ningun lugar dispuesto a recibirme en la noche por menos de 100 Yuan. Desgastado y cansado, casi a punto de tirar la toalla, me encontre con un hotelito escondido en unas callejuelas, detras de unos KTV, bares y cafes internet. Pues bien, por 50 Yuan por noche, era lo mejor que habia conseguido. Aunque no estuviera en el mejor vecindario, tenia mi propio baño, lo que lo hacia todo un lujo para mi!

Un duchazo rapido y algo para comer era lo que me separaron de un sueño largo, largo y reparador que me durara hasta el dia siguiente. Pero el destino tenia, como siempre, otros planes. A alguna hora pasada la media noche, cuando espantaba las moscas con mis ronquidos, golpearon fuertisimamente la puerta. Preferi ponerme los tapones en los oidos, antes que aguantarme a algun borracho que le dio por tocar bongos con mi puerta.

Pero el tipo este era insistente, y hasta hablo en ingles "open the door!" dijo. Y pues bien, con tan solo mis boxers y una gran cara de dormido, abri la puerta. No sabia si seguia soñando o que, pero habian afuera tres tipos mostrandome sus identificaciones de policia, esos escudos dorados y rojos, tan relucientes como intimidantes, que traen a la memoria tantas imagenes hollywoodescas de policias a la casa de fugitivos, gritando sus "freeze, police!!".

El tema es que ni era pelicula, ni estaba soñando esta vez. Ahi estaban parados afuera, con sus identificaciones policiacas reales, y yo en calzoncillos frente a ellos, sin entender un carajo. Seguro que se enteraron que un año atras, no pague la entrada para subir a la montaña china. O que alguna vez con unos amigos, medio borrachos, le cantamos a la luna en unos tejados calientes. O se enteraron de cualquiera de mis otras faltas, seguro, y ahora pagaria con mi vida, en algun peloton de fusilamiento... Que alguien le diga a mi familia que la quiero... Gulp!

Uno de los timpos me dice que me ponga primero algo de ropa. Que bueno, al menos me dejan ir al mas alla con dignidad. Sin entender todavia, me puse lo primero que encontre, para tratar de aclarar la situacion en la que me habia metido. "Hablan ingles?" les medio tartamudee, lo mejor que la situacion y mi sueño me lo permitieron. "Si" dijo uno de ellos "pero tome sus maletas, lo siento mucho". Ya, ahora soy deportado de China por alguna oscura razon que no logro entender. Afuera estaba tambien el carro blanco y azul de policia, con sus sirenas iluminando la noche, como para quitar cualquier duda de que la cosa iba en serio....

"Pero que pasa!?" le dije al gordito que hablaba ingles. El tipo este me lleva a un lado y me dice muy serio "lo siento mucho, no hay problema, pero este sitio no es seguro, no es seguro para extranjeros como usted". Ah...! La cosa empieza a tener mas forma ahora, menudo rollo se armaron. "Pero ya pague dos noches, y no tengo idea de donde ir, sobretodo a estas horas!" le dije. "No hay problema, tome sus maletas, lo siento, tratare de ayudarlo".

El tema fue que efectivamente el lugarcito donde me habia metido, al parecer era alguna fachada para algun tipo de negocios que la policia tolera, pero que no quiere que un extranjero vea, sobretodo en esta epoca de olimpicos y de que China esta bajo las luces de todo el mundo. El gordito me repetia mil veces que tranquilo, que todo bien, que iba a tratar de buscar una solucion. Al rato me ordeno a montarme con mis maletas a la patrulla, en la silla de atras donde montan a los prisioneros, y que juntos fueramos a buscar algun lugar donde quedarme. Me imagine una prision gris y sucia, como hotel de la noche. "Hay un pequeño problema" le dije "y este problema tiene dos ruedas y no cabe en el carro. Pero si quieren, ustedes van al frente despacio y yo los sigo". El tipo puso cara de tragedia mientras decia "no puede ser, no puede ser" y se quedo hablando con sus colegas unos largos minutos. Luego, triunfal, exclamo "tengo la solucion! nosotros vamos al frente despacio, y usted nos sigue en su bicicleta"... Perfecto Einstein, una solucion como ninguna otra!

En la recepcion de mi hotel de dudosa procedencia, me devolvieron el dinero, y le digo al poli que no tengo mas que eso, no vaya a ser que me saliera con otro chispazo de genialidad y me llevara a algun hotel cinco estrellas, donde me tocara donar mi higado y parte del pulmon para poder pagar la cuenta. Pero nuevamente, el tipo decia que no me preocupara, que ya buscaria una solucion.

Y asi empezo mi loca persecucion al carro de policia, por las calles de la ciudad, a media noche, al estilo de un bizarro y comico juego de policias y ladrones. Hasta que al final, llegamos a un super hotel en una colina. Cinco estrellas, ahi estaban pintadas sobre el enorme aviso dorado que tenia el nombre del hotel. Los policias se bajaron del carro, apagaron las sirenas, y hablaron con alguien que luego me presentaron: el administrador del hotel. Y me aseguraron que no habia problema, pagaria lo mismo que el otro lugar, y no los casi 100 dolares que decia orgullosamente el anuncio en el lobby. "Ademas" me dijo el poli gordito y ex-profesor de ingles "este lugar si es seguro y tranquilo, nadie lo molestara". Mientras hacia el check-in, los botones llevaron mis maletas sucias y las pusieron juiciosamente en la habitacion, trayendome a la memoria los recuerdos de los incontables viajecillos de trabajo de una vida que se me hace tan lejana...

Finalizadas las formalidades y todavia medio atolondrado (pendiolo, diria alguien), me instale en mi suite con jacuzzi, ahora si dispuesto a reirme de lo absurdo y descansar hasta el dia siguiente. Pero nuevamente el destino, con sus otros planes aparecio en forma de una llamada telefonica, donde una chica en chino me ofrece sus servicios de masajeadora y algo mas...

Menuda tranquilidad señor policia, menuda tranquilidad...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchacho, pero es que no puedes pasar un día sin aventura?????? Nos dejas con el TO BE CONTINUED!!! Un abrazo

dijo...

jajaja!!! buenísimo!!!! :D nunca deja de sorprender el viaje de Gcito! Un abrazote

Sandrapi dijo...

reí como enana...