Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Crudo invierno

lunes, 4 de febrero de 2008

Crudo invierno

Sigue lloviendo, nevando y helando en la que ha sido la peor tormenta de la historia moderna de China. Cientos de personas han muerto, miles de personas están esperando para viajar y todavía no se cuantifican las perdidas billonarias que ha dejado éste invierno como consecuencia. Si prendes la televisión, se te ponen de punta los pelos al ver las imágenes desgarradoras de gente tratando de escapar del frío, de gente agolpándose en la multitud en las afueras de las estaciones de trenes y buses. Pero no es sino salir a la calle para darse cuenta que el invierno no está sucediendo en un lugar lejano, sino que está latente en la misma puerta de la casa.

Por el increíble frío se han congelado los cultivos, y es difícil conseguir frutas y verduras en los mercados. Los precios de los alimentos han subido drásticamente. Debido a las heladas, las autopistas y carreteras de varias provincias (incluída Jiangsu que es donde estoy) han sido cerradas. También, muchas líneas de tren han sido afectadas y canceladas puesto que el frío ha dejado sin suministro eléctrico a decenas de ciudades. En resumidas cuentas, hay un caos de épicas proporciones agazapado en forma de invierno... en muchos periódicos dicen que tal vez es la peor crisis por la que ha pasado la República Comunista de China desde que fué creada... Históricamente, en Shanghai nunca ha caído semejante cantidad de nieve, y justo este año por vez primera, se entró en alerta amarilla por nieve en Shanghai...

Aparte de todo ésto, el año nuevo chino se esta acercando cada vez más y millones de personas todavía guardan la esperanza de poder volver a sus casas. El año nuevo chino es la fiesta más importante de todo el calendario chino, en la que todas las personas que no están en su ciudad de orígen hacen todo lo posible por volver a sus casas y pasar las festividades con sus familias, puesto que sus costumbres milenarias así lo indican. ésta movilización masiva de personas es la peregrinación más grande en el mundo, superando aún a la peregrinación religiosa hacia la ciudad santa de La Mecca. En promedio, se venden dos billones y medio (si, billones con "b") de tiquetes en un lapso de dos semanas. En un año normal, los chinos aguantan las eternas filas y empujones para comprar sus tiquetes, puesto que todo lo hacen por estar la semana más importante del año con sus familias...

Pero éste año la situación cambió dramáticamente, tanto, que el presidente y su primer ministro sugieren a los trabajadores que no están en su ciudad de orígen que "pasen las festividades en sus fabricas y en sus trabajos" puesto que la situación para viajar es sumamente difícil. No más en la estación de Guangzhou (Cantón) han habido cerca de dos millones de personas afectadas, y cientos de miles de chinos a éstas horas están aguantando frío y hambre en decenas de estaciones a través del país...

Así esté congelándome y haya tenido innumerables inconvenientes para viajar por ésta época, tengo que agradecer mi infinita suerte de contar todas éstas noches con un techo, y no estar debajo de una carpa de plástico esperando que alguien me dé razón sobre mi destino... Ojalá que el clima mejore y que todos esos millones de personas logren estar pronto a salvo con sus familias...

No hay comentarios: