Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: noviembre 2007

lunes, 26 de noviembre de 2007

Primeros paso de Wushu



jueves, 15 de noviembre de 2007

Próximo destino: Huang Shan

Ya está listo y detallado absolutamente todo el plan, hasta el más mínimo detalle. Justo como siempre lo hago. Siendo éste plan básicamente la respuesta a la pregunta "¿cual será el próximo destino?". El lugar que elegimos ésta vez es Huang Shan, una de las montañas más famosas
en China y en todo el mundo.

De hecho, películas famosas como "Crouching Tiger, Hidden Dragon" (o La leyenda del tigre y el dragón) fueron parcialmente filmadas en ésta montaña y sus alrededores. De hecho, parte de la antigua historia china de aquellos monjes y filósofos que enloquecen y terminan por lanzarse a los abismos profundos y brumosos, tuvo sus orígenes en ésta montaña, cuando algunos que subían a la cima, al ver el mar de nubes a sus pies, lo tomaban como una señal divina y se lanzaban hacia el vacío, buscando redimirse o alcanzar tal vez la evasiva iluminación. De ésto último, nadie sabe si la alcanzaron o no, puesto que desafortunadamente no quedaron testigos para contar el cuento.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Grupos de Wushu abiertos

Recibí una buena noticia: Resulta que ésta semana al fin abrieron los grupos de WuShu en la Universidad... o sea que si voy a poder inscribirme en Kung Fu y Tai Chi Chuan, que era lo que tenía planeado desde el principio del semestre. Es la primera vez que hago una aproximación
a las artes marciales chinas (obviamente sin contar las innumerables películas de wushu que he visto antes), y la idea es tener la mente abierta y aprender lo que tenga que aprender... Por lo general, yo he estado más del lado de las artes marciales japonesas (Aikido), por eso me parece interesante dar los primeros pasos de bebé en el tema del wushu chino.

Las artes marciales chinas, llamadas generalmente wushu (武术) son de las más antiguas y según cuenta la historia, muchas otras artes marciales de Korea y Japón son basadas fuertemente en las originarias de China. El término kung fu (功夫) se refiere a una combinación de pensamientos y entrenamiento físico que lleva al camino de la realización y continuo mejoramiento del ser. China en su milenaria tradición, ha desarrollado cientos de estilos y escuelas diferentes de artes marciales, cada cual con sus propias bases éticas, morales y filosóficas y diverso entrenamiento físico. Por lo general, muchas de ellas se basaron en figuras de la naturaleza, o movimientos de animales. El estilo shaolin popularizado por David Carradine en "La Leyenda del Kung Fu", o las películas más modernas como "El Tigre y el Dragón" es tal vez lo que se le viene a la cabeza a uno cuando piensa en kung fu.

Por otro lado, el tai chi chuan (太极拳) significa algo así como el puño sin límites aunque es un término cuya traducción tiene una gran parte de imágenes y significado agregado por lo que varía enormemente. La idea del tai chi chuan, es aplicar las bases taoistas del ying y del yang, de la fortaleza y la suavidad, y hallar un balance en el medio. A diferencia de sus primos cercanos como el kung fu, el tai chi chuan se caracteriza por ser mucho más lento y sutil, en donde se busca armonizar el conflicto (o cualquier situación externa) con el propio ser. El tai chi chuan se practica en bastantes formas y estilos, teniendo en cuenta la flexibilidad, balance, equilibrio y tranquilidad de mente y pensamiento.

Pero bueno, como me decía repetidamente Omar Sensei, las artes marciales son para sentirlas, para vivirlas, no para teorizarlas... entonces no más palabras, el hecho es que estoy bastante contento y a la expectativa. Ya veremos como nos va.

viernes, 9 de noviembre de 2007

Blue Wave Pavillion, Suzhou

En una escapada de una tarde fría de invierno, luego de clase, nos enfilamos hacia un jardín famoso de Suzhou. El blue wave pavillion o pabellón de las aguas azules (沧浪亭) con más de mil años de edad es uno de los jardines más antiguos de Suzhou, incluído también en la lista de los sitios protegidos por la UNESCO, en Suzhou. Ubicado al sur, dentro de la ciudad antigua, es famoso por sus formaciones rocosas con figuras caprichosas, y por hacer uso extensivo de una de las características del paisajismo Chino: al carecer de muros en algunas partes, toma prestadas escenas del exterior del jardín para sumar a su grandiosidad. Además, éste jardín en particular combina la arquitectura tradicional con sus paisajes, lagunas y rocas. Por eso, no es sorprendente encontrar pasillos y corredores que nacen en la roca con formas de dragón, y concluyen en un pabellón que protege del sol. Todo ésta fusión da la impresión de estar inmerso en un bosque rocoso en alguna distante montaña (y no estar en todo el centro de una ciudad bullosa y atareada).

Éste jardín fue inicialmente la vivienda de un principe Chino, y eventualmente fue comprado por un escolar del imperio llamado Su Shunqing, al que le fueron retirados sus privilegios en la corte. Y en su luto y gran tristeza por haber sido deshonrosamente retirado, modificó el lugar y empezó a construir el jardín para que mostrara lo triste que estaba en el mundo. Por lo general, las historias detrás de la mayoría de jardines de Suzhou están basadas en duelos, rompimientos emocionales y mucha melancolía. Por eso, una amiga china me contaba que es bastante irónico que hoy en día pasan y pasan grupos de turistas tomando fotos y charlando animadamente, pero hace unos cientos de años, éstos lugares eran solitarios, lúgubres y tristes, en los que solamente las almas atormentadas e inquietas se paseaban debajo de los sauces, sobre los puentes zigzagueantes, mirando su reflejo en los espejos de agua en busca de su alma.

Ironías de la historia...