Performancing Metrics

: relatos de una mochila :: Costumbres y lluvias de verano

viernes, 3 de agosto de 2007

Costumbres y lluvias de verano

Esta bien, soy tolerante y me aguanto muchas cosas. Al pueblo que fueres haz lo que vieres. In Rome, do as Romans do. Pero es jodido que lo que te despierta por la ma~nana, lo primero que escuches sea a un Chino sacarse un gargajo (o un escupitajo) desde lo mas profundo de su ser, casi arrancarse el alma (con algunos mocos) desde su interior. Y luego, escupirla tranquilamente en el suelo. Esta bien, eso es algo ya normal en China. Todos los dias lo ves en las calles, en las estaciones de metro, en los buses. En los trenes y los restaurantes.

Pero por favor... no en la habitacion compartida de un hostal, donde hay mochilas de gente por ahi por el piso, donde la gente se levanta descalza y camina. En el hostal, uno de los pocos rincones de tranquilidad de los viajeros... Ay papa, esas absurdas costumbres... Un duro despertar, si puedo decirlo.

Las costumbres chinas han sido una fuente inagotable de pensamientos... No los logro captar muy bien a veces. Por ejemplo, estando contigo, son rebuena onda, muy queridos, muy de la casa, nunca cambies, TQM. En las comidas con mas personas, se pelean quien va a pagar el cheque, se adulan, se sirven el te, y siempre quieren ser los mejores anfitriones. Pero solo es salir a la calle, a la estacion de tren o del metro, y se matan unos con otros para llegar a su objetivo mas rapido. O matarse para entrar al cine o al tren, sabiendo que no tiene mucho sentido tener tanto afan, porque a fin de cuentas, las sillas son numeradas. En fin, no les importa hacer un desastre de todo, y lo mas curioso, es que lo toleran. Un tipo puede estar haciendo filas por horas, y de repente llegan cinco, diez colados y el hombre ni pesta~nea, ni se inmuta. No vale ni la pena aprender a decir en chino "oigaaaaaaaaa respete la filaaaaaa no sea guacheeeeeeee"... porque serias un raro si lo dijeras.

En fin, solo fue levantarme para mirar por la ventana y ver la lluvia caer, y caer, y caer. Ergo, no habria mucho que hacer, al menos no ir a jardines ni templos hoy, porque no tiene sentido sentarse debajo de un techo escapando de la lluvia sin ver nada... Revisar un par de correos, y un almuerzo tranquilo fue el orden del dia. Un dia para oir y contar historias, porque hablar en espa~nol largo y tendido es rico, teniendo en cuenta que me hacia bastante falta tras de meses solo de Japones (sin entender ni m...), Chino (sin entender ni m...) e Ingles (defendiendome a las patadas).

Rogelio, el mexicano esta estudiando Chino, pero quiere quedarse trabajando porque quiere perfeccionar su idioma. Para el, el chino es como era el ingles hace unos diez, veinte a~nos. Una apuesta al futuro, porque esta seguro (yo comparto) que de aca a unos a~nos los chinos estaran hasta en la sopa (literalmente). Tal vez sea una se~nal de que voy por el buen camino.

Por la noche, en otro bar de Laowai, conocimos una pareja austriaca con la pinta mas nordica posible. Ya ibamos a empezar a chismosear y a hacer bromas en espa~nol (como siempre) pero... la chica esta nos hablo en perfecto espanol con acento argentino.

- Son argentinos?
- No! Colombia y Mexico.
- Ah por que usan tanto el Vos entonces?
- Bla bla bla -explicacion gramatical del porque los paisas usamos el vos... (porque nos da la gana).

Resulta que a la chica esta le gustaba mucho el espanol, tanto que fue a Argentina a aprenderlo. Dice que le gusta porque es como el espa~nol es siempre una fiesta, los latinos nos reimos duro y se oye bien. No es la primera persona que ha dicho eso en el viaje...

Un poquito de charla, un par de Tsingtaos mas, y pues muy al pesar de la distinguida concurrencia, al rato parti al hostal porque tenia que madrugar a comprar los tiquetes para Shanghai, porque obligatoriamente tenia que recoger mi pasaporte... Si no iba a Shanghai al otro dia, no recogia el pasaporte, y perdia el tiquete hacia Xiamen que ya habia comprado. Y muy seguramente, me tocaria quedarme una semana mas en Shanghai, que no es lo mas divertido del mundo... Amanecera y veremos, hijo mio.

2 comentarios:

Luza dijo...

Que no se te pegue la guachada pues!

G. dijo...

Como te dije! In Rome, do as Romans do!