miércoles, 16 de mayo de 2007

Microcosmos Colombiano en un Avión

"Nadie puede bañarse dos veces en el mismo río, porque luego ni tu ni el río serán los mismos", decía hace unos cuantos cientos de años el viejo Heráclito. Pero ayer, escuché una aproximación diferente al paradigma: "Nadie puede bañarse ni una sola vez en el mismo río, porque no existes ni tú ni el río, todo es una ilusión".

Tan ilusorio es todo, que las cosas que uno cree que están, los pensamientos, los amigos, el trabajo, la verdad es que van pasando, cambiando y nunca se quedan. Hace unas horas estaba esperando en una sala de espera, el vuelo que me devolviera a Medellín. Antes, lo único que hacía era abrir el portátil, con cara de pocos amigos, y esperar ansiosamente a que el vuelo saliera puntualmente a cualquier parte y poderme sentar lo más adelante posible en el avión, pasillo, en business. Hoy, me sentía de cierta manera triste, apesadumbrado, sin afanes. Solo estaba yo, tomándome una cerveza, con mis pensamientos.

No me canso de asombrarme al ver todas las historias de vida detrás de todas las personas que nos cruzamos. Uno puede encontrar un maestro escondido detrás de un niño, un desempleado, una mujer embarazada, o un traje elegante. En el vuelo, la chica del lado me ofreció de los chocolates que andaba comiendo. Era una chica medio hippie, y me contaba que venía de tomar clases de masajes en Chile, con un maestro de la India. Quería montar su propia academia de masajes y centro de Yoga y Ayurveda en el Medellín de su infancia. Al rato, se nos unió otra mujer que había escuchado que la hippie hacía masajes, y le pidió que le explicara y que que tipo de masajes hacía y bla bla bla. Que desde que ella estaba en Colombia, no había recibido un masaje fuerte, sino solamente "sobijos" suavecitos que no llegan a ser ni caricias. Porque ella vivió casi diez años en Japón, China y Tailandia y los masajes eran muy diferentes allí. Ahí me desperté un poco. - Japón? China? Que coincidencia! Yo vengo de hacer mis trámites de visa de Bogotá, justo porque en dos semanas viajo allá!. Y ahí empezó toda la charla, que el idioma, las costumbres, las cosas por hacer, los masajes, el Aikido, la gente, los viajes, el crecimiento espiritual, y mil cosas más. Ella salió, hace más de diez años a conocer el mundo por unos meses. Solo que esos meses se fueron convirtiendo en años, y cada año fue pasando uno trás otro, hasta llegar al 2007, que subida en un avión, el destino la hizo encontrar con Gregorio, un jovencito que va a conocer el mundo por unos meses.

Una vez en Rionegro, compartimos el taxi la hippie, la ex-japonesa y yo. Y seguíamos en la conversación, y entonces el taxista también se unió. Mientras hablabamos de las vueltas que daba el mundo, el nos contaba que su vida solo ha sido un cambio permanente. Entrenó Taekwondo en varias escuelas en Medellín, campeón nacional, premiado con un año de entrenamiento en Corea, volvió a Colombia, se dislocó el tobillo, se enlistó en el servicio militar, estuvo en dos tomas guerrilleras en la selva, y ahora se está regalando a la Marina de los Estados Unidos, para atender Irak, y como premio de servicio de dos años, le darán la ciudadanía. Entre todos nos mirábamos como diciéndonos "el tipo este si sabe contar historias!!! lástima que todo sea mentira!!!". En fin, yo me quedaba de último y mientras hablábamos de Aikido y demás cosas, el tipo se fue animando y me dijo "yo se que puede parecer mentira todo esto, pero..." y sacó un álbum de recortes de el cuando era campeón más jóven, fotos de el en el servicio militar, en la clinica victima de una herida de bala, fotos en Corea con su Dobok y Ti negro,... Fue casi un momento "Big Fish" al estilo Colombiano! Finalmente llegué a casa, luego de conocer tres historias diferentes, y tres puntos de vista totalmente diferentes, pero convergían en éste instante, acá y ahora.

Y mañana solo serán un recuerdo, una imágen que se guarda en el escaparate de memorias de la mente. Y pensaré en que todo es una ilusión, y que no me podré montar dos veces en el mismo avión.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mani. necesitas mas comprobantes que el camino que estas tomando es el mas adecuado? los astros se estan juntando a tu favor. ;-)

Gina dijo...

Hola! Pues tienes razón, todo puede ser una ilusión...a mi por lo menos me consuela pensar eso cada vez que estoy en problemas...Un abrazo!

Gregorio dijo...

Maniiiiiii!! Woochiwoochiwoo!! Rico verte por acá!! Si... el universo definitivamente se está alineando... Pero pareciera como que aún espero la supernova que explote a media noche y la pueda ver desde mi ventana!!! No te niego que a veces me da un temor jodido!!! Mani!!! Blogger o Wordpress en últimas??? Un abrazote gigante!!

Ana dijo...

necesito un correo para mandarte la invitación