jueves, 23 de julio de 2009

Hacia el mítico Rajasthan

Hay una región en India en la que dicen que sus hombres vinieron directamente del sol, por eso son fuertes, feroces, guerreros, valerosos y honestos. En la que la gente aprendió a convivir con el sol y con el desierto, y los fuertes se mezclan con los palacios. Donde los maharajas con turbantes coloridos y cimitarras llenas de joyas se lanzaban a la batalla sobre elefantes, camellos y corceles, mientras que sus esposas y demás mujeres del harem los esperaban en los palacios victoriosos en las ciudades, porque para ellos derrota era sinónimo de muerte. Una región en la que las ciudades, los turbantes y los saris son de intensos colores: azules, rosas, dorados. Esa región es conocida como el Rajasthan, abrazando al Desierto del Thar en la frontera con Pakistán.

Antes, tenía la idea de empezar a subir a los Himalayas y darme un vueltón por ahí, pero decidí hacer el cambio de planes para visitar Rajasthan antes de subir las montañas. Mejor dicho, como no quedé saturado de tanto calor del verano de India, decidí ir al desierto en la temporada más caliente (nótese la ironía). No mentiras, pero el tema es que solo podía visitarlo en ésta época y el Rajasthan queda seductoramente "cerca" a Delhi como para decirle que no...

Entonces tomé un tren en Delhi, monté a mi Alma muy juiciosa en el compartimento de equipaje, y por primera vez me subí en un tren en India, ésta vez en un vagón de clase Sleeper rumbo a Jaisalmer, la somnolienta ciudad de oro que parece salida de uno de esos cuentos de hadas.

Y casi 24 horas después...

Llegué. Jaisalmer es un pueblo en el corazón del desierto en el que todos los días, sin falta, brilla el sol dándole a las casas y fortalezas ese matiz de oro que hizo que se le llamara la ciudad dorada de India. A menos de cien kilómetros de la disputada frontera con Pakistán, y en medio del Gran Desierto de Thar, es famoso por su imponente fuerte, sus havelis encantadoras (antiguas casas de arquitectura clásica), sus poderosos Bhang Lassis (no preguntar) y por las excursiones o safaris en el desierto, a lomo (o joroba) de camello. El pasear por las dunas del inhóspito desierto era algo que me seducía y aunque Alma se pusiera celosa, lo iba a hacer.

Hay excursiones en el desierto para todos los gustos (y resistencias). Desde los extenuantes recorridos de varias semanas por el desierto hasta los simples de un par de horas, en todos se tenía la oportunidad de perderse en las dunas y respirar un poco de la vida de la gente de los Rajputs (gente de Rajastán). El silencio del desierto, las campanitas de las cabras que buscan entre los espinos algo para comer, los pueblos de casas hechas con barro y paja, templos abandonados, el viento cálido que hace cantar la arena, los místicos amaneceres y puestas de sol... Es una experiencia que hay que vivirla, así sea en un verano abrasador.

En Jaisalmer me quedé dentro de un haveli en la mejor habitación que 3 dólares pueden comprar. No me lo podía creer, parecida sacada de un cuento de las Mil y Una Noches... Con balcón, adornos en el techo, cama de luna de miel, baño casi tan grande como la habitación... Me quedé más días de lo planeado en Jaisalmer, relajándome, acostumbrándome al desierto y a sus encantos.

Pero la hora de partir también llega, y ésta vez era rumbo a Jodhpur, la famosa ciudad azul de Rajasthán.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

hola colega trotamundo, me presento
soy el esposo frances de MARTHA HELENA URUEÑA LOPEZ, prima de tu mama. Hoy recibimos un mail donde nos hablo de ti y de tu viajote. Por lo que veo,no tienes muchos comentarios, no te preocupes com-
padre, eso es parte de la soledad
del mochilero durante y despues de un viaje. Soltero, yo tambien gaste
zapatos en este mundo y pase mucho
tiempo en la maravillosa universi-
dad de la vida(la mejor de todas)
desde Francia, te deseamos con mi
familia un feliz viaje. Cuidate mucho si vas al Pakistan, la joda esta muy calient en este momento.
Saludes a tu bici
Jean-Jacques,Martha,Juanita,Mateo.
DIOS TE BENDIGA

Anónimo dijo...

Qué coño es Bhang Lassis??? Yo sí quiero saber!!! Un Abrazo

Anónimo dijo...

Ya sé!! Ya sé!!! Un abrazo!

Marian dijo...

Te quiero :)

Anónimo dijo...

Saludos!

He disfrutado muchisimo de tus relatos, en verdad gracias por escribir acerca de tus aventuras con tanta pasion.

Soy panameno y voy a viajar a la India en enero 2010. El 80% de las ciudades que voy a visitar estan en tu lista!! Me podrias dar el nombre del lugar en el que te quedaste en Jaisalmer??

Muchas gracias y que tengas un buen dia! rvfc@hotmail.com

Seguro de Arrendamiento dijo...

felicidades por este espacio, el cual nos permites leer. saludos